Segovia tierra de asados y cocidos

segovia

Situada al pie de la Sierra del Guadarrama, esta provincia española, pertenece a la zona más meridional de Castilla y León. Conocida mundialmente por su famoso Acueducto, entre otras obras arquitectónicas de la época romana, sus orígenes se remontan a hace 60.000 años. Los asentamientos neandertales encontrados en la región dan fe de ello, así como de sus raíces celtíberas, producto de sus posteriores pobladores a lo largo de la historia.

Asados al horno de leña y cocidos segovianos

La gastronomía en tierras segovianas, rica en toda clase de platos, destaca en gran medida por sus exquisitos asados, bien lechazos o cochinillos, preparados y guisados en hornos de leña, regados a su vez con los excelentes caldos de la provincia. Por otro lado, la gastronomía segoviana también destaca por sus ricos cocidos segovianos, donde el componente principal no es otro que el garbanzo. Esta legumbre famosa en estas tierras, tiene un merecido reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional, debido a su alta calidad.

 

El garbanzo de Valseca

 Cabe destacar el garbanzo de Valseca, localidad segoviana, que tiene a su producto estrella, en este ingrediente del cocido, que se ve honrado con la celebración anual de la feria del garbanzo de Valseca, con degustación de platos típicos de la región con esta legumbre como protagonista.

 

Producción escasa ante la alta demanda

Con una producción de unos 65.000 kilos anuales, se estima que ha crecido con respecto a años anteriores, alrededor de un 15%, una cifra aún insuficiente para calmar la alta demanda existente. Según los expertos el garbanzo de esta zona concreta, no tiene similitud ni competencia, debido a la gran calidad de su tierra y como consecuencia de ello, la calidad del fruto obtenido. Una de las particularidades que se da en el cultivo de esta legumbre, es el hecho de que sólo se puede plantar en el mismo terreno una vez cada cinco años. Esto supone para el productor un impedimento, para poder desarrollar de forma más abundante y productiva, la siembra y recolección de sus cultivos. Por otro lado, esta forma de proceder favorece enormemente la calidad de la tierra de cultivo y gracias a ello, se obtienen estos excelentes resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *